Escuelas Públicas de Miami-Dade se preparan para evitar otra “masacre de Parkland”

Durante años, el Distrito ha invertido en la policía escolar, en mejoras a la infraestructura y capacitación y en el desarrollo del personal a fin de evitar una posible tragedia.

Inmediatamente después del inconcebible acto de violencia cometido en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland el 14 de febrero del 2018, el Distrito inició el proceso de revisión de los protocolos de seguridad e identificación de oportunidades de mejorar.

Esta revisión fue integral, abarcando desde las operaciones basadas en las escuelas hasta métodos de comunicación y desde la infraestructura de las instalaciones hasta las necesidades de capital humano. En los últimos 11 meses, se ha implementado un sistema de salvaguardas de múltiples puntos para garantizar que las escuelas del Distrito sigan siendo espacios seguros para la creatividad y el aprendizaje.

Las siguientes son algunas de las acciones más significativas tomadas por las M-DCPS:

Instalaciones:
Cerrar con llave las puertas de las aulas durante la jornada escolar, de modo que cualquier persona que busque entrar tendrá que tener una llave o tocar la puerta.

Disminución en los puntos de entrada a los sitios escolares tanto para empleados como para estudiantes.

Designación de lugares seguros siguiendo una evaluación de todos los sitios escolares. El proceso será completado al final del mes de febrero del 2019.

Los perímetros cercados de los planteles escolares son revisadas regularmente. Se han establecido procedimientos que elevan el estado de incidente crítico a todas las solicitudes de órdenes de trabajo para reparaciones de cerramientos perimetrales, de aulas y de puertas exteriores.

Credenciales de identificación obligatorias para todo el personal de la escuela y para todos los estudiantes en las escuelas secundarias.

Nuevos letreros de seguridad han sido instalados en las escuelas que dirigen a los visitantes al punto de entrada principal.

El sistema de gestión de visitantes (visitor management system, VMS) “Raptor”, que hasta la fecha ha examinado a 1.2 millones de visitantes registrados en los sitios escolares e instalaciones.

Instalación de cámaras de seguridad en 102 escuelas, lo que eleva el número total de cámaras a más de 15,000 en todo el Distrito.

Se han actualizado 104 sistemas de altavoz (public address, PA) y actualmente se están llevando a cabo 54 actualizaciones adicionales, lo que permite una comunicación rápida y clara en toda la escuela.

Policía:
Un oficial profesional del cumplimiento de la ley asignado a cada escuela de las M-DCPS, gracias al establecimiento de Memorandos de Entendimiento con 18 agencias de policía para aumentar nuestra fuerza policial.

68 nuevos oficiales contratados en menos de un año, a través de una agresiva campaña de contratación por parte del Departamento de Policía Escolar de Miami-Dade (Miami-Dade Schools Police Department, M-DSPD).

La aprobación de la Propuesta #362 proporciona un aumento de fondos para contratar aún más oficiales, con el objetivo eventual de colocar nuestros propios oficiales de recursos escolares del M-DSPD en cada escuela de las M-DCPS.

El recientemente creado Centro de Comando de la Policía (Police Command Center, PCC), que sirve como núcleo de la estrategia de vigilancia dirigida por la inteligencia del M-DSPD, mejorando enormemente la capacidad de identificar, evaluar y responder a las amenazas.

Desde el PCC, la policía puede ver las cámaras en tiempo real y monitorear el sistema de gestión de visitantes Raptor y la tecnología ShotSpotter, un sistema informático de identificación balística de grado militar.

El establecimiento de mecanismos de notificación redundantes y a prueba de fallos para incidentes críticos.
Expansión de la campaña “Si Ve Algo, Diga Algo”.

Procedimientos de Operación Estándar Actualizados (Standard Operating Procedures, SOP) actualizados para proporcionar lenguaje claro relacionado con la manera en que los oficiales de la policía han de proceder en el evento de un incidente de agresor activo.

Capacitación:
Se llevan a cabo simulacros de emergencia con regularidad en todas las ubicaciones de escuelas, que incluyen las situaciones de Tirador Activo, Amenazas de Bomba y Situaciones de Rehenes. Una de estas situaciones se ejecuta mensualmente, de forma rotativa y se documenta adecuadamente.

Capacitación mejorada y sistémica de empleados y estudiantes.

Capacitación adecuada para empleados escolares para situaciones de rehenes, amenazas de bomba y tiradores activos.

El personal de la escuela también ha recibido directivas sobre el uso obligatorio del Sistema de Gestión de Visitantes (VMS) y la implementación del “sistema de verificación y desafío” (“challenge and check system”). Esta práctica dirige a los maestros y empleados a detener a todas las personas desconocidas que NO utilicen identificación de empleado, estudiante o visitante. Estas personas son acompañadas al punto de acceso/entrada designada para una evaluación adecuada.

Salud Mental:
El Departamento de Servicios de Salud Mental fue creado en julio.

30 Coordinadores de Salud Mental contratados para identificar y ayudar a los estudiantes que pueden estar en riesgo o padecer problemas de salud mental o emocional.

Una serie de contratos en colaboración con agencias comunitarias para exámenes / evaluaciones de salud mental, consejería individual y de grupos, consejería familiar, intervención de abuso de sustancias, consulta de maestros / padres de familia y manejo de casos.

Programas de bienestar mental incorporados en el plan de estudios como medidas preventivas y de concienciación que incluyen anti hostigamiento, entrenamiento de sensibilidad y creación de una cultura de respeto.

Desarrollo profesional proporcionado a la administración, al personal docente y empleados en temas que incluyen: Progresión de los Servicios / Apoyo de Salud Mental, Sistema de Apoyo de Varios Niveles y Primeros Auxilios de Salud Mental para Jóvenes.

Asociaciones creadas con universidades como Florida International University y organizaciones como la National Alliance on Mental Illness (NAMI) para llevar programas de prevención y concienciación adicionales a las escuelas para informar a los estudiantes y padres de familia acerca de los muchos servicios disponibles para los estudiantes y laborar para eliminar el estigma que con frecuencia se asocia con las enfermedades mentales.

Un Equipo de Evaluación de Amenazas (Threat Assessment Team) establecido en cada escuela para evaluar las amenazas hacia los estudiantes.

Un Equipo de Salud Mental establecido para apoyar a los estudiantes con servicios tanto de la escuela como de la comunidad para satisfacer sus necesidades específicas.

Comunicaciones:
Mejor alcance de comunicaciones, que incluyen mensajes de texto, para padres de familia y empleados durante situaciones de emergencia.

Uso de los medios sociales para crear conciencia sobre la campaña “See Something, Say Something” (Si Ve Algo, Diga Algo) #SeSomethingSaySomething y #SafetyFirstMDCPS.

Incrementar la responsabilidad en los medios sociales con el hashtag #ThinkBeforeYouPost.

La entrada Escuelas Públicas de Miami-Dade se preparan para evitar otra “masacre de Parkland” se publicó primero en Miami News 24.

error: Content is protected !!