Atahualpa Fernández y una de sus testaferros en la mira de investigaciones por conexiones con el régimen

Desde hace varios años, Estados Unidos lleva a cabo una investigación exhaustiva sobre el régimen de Nicolás Maduro y todos sus colaboradores, incluyendo a los enchufados que trabajan para el régimen a pesar de las sanciones.

Se trata del empresario Atahualpa Fernández Arbulu, quien es el dueño del Complejo Industrial Tiuna, y es quien realiza distintos y sirve como brazo ejecutor para la burla de las sanciones.

Desde el año 2012, el general retirado del ejército venezolano, Carlos Peñaloza, lo señala como enchufado, ya que la primera “gran empresa” de Atahualpa Fernández Arbulu se dedica a la confección de uniformes militares, gracias a los millones de dólares que le fueron otorgados.

Además, también es el Complejo Industrial Tiuna el que elabora los millones de morrales tricolor que el régimen entrega a los estudiantes de escuelas públicas, cada año escolar, lo cuales se le cancelan con un sobre precio exorbitante.

Atahualpa Fernández Arbulu

El Complejo Industrial Tiuna es una de las pocas empresas venezolanas que actualmente opera al 100% de su capacidad con al menos mil 400 trabajadores, produciendo unas 11 millones de piezas para las Fuerzas Armadas Bolivarianas. Para esto cuenta con tres plantas de confección textil, área de planificación y control de producción, un almacén de telas y avíos, las plantas de bordados, de gorras y talegas, el área de acabado y despacho, y por si fuera poco, también existe un área aparte para embotellar agua potable.

Por otra parte, entres los años 2004 y 2011, la extinta Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), le aprobó al Grupo Atahualpa un poco más de $550 millones en dos solicitudes para importaciones, incluso después de que Cadivi desapareciera, la empresa siguió siendo beneficiada con dólares a precio preferencial a una tasa de 6,30.

Más adelante, el Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), incluyó las empresas de Fernández Arbulu en la lista de empresas con bienes prioritarios, junto con alimentos y medicinas, por lo que en total, hasta el 2014, le fueron aprobados 7 millones 26 mil 896 dólares dentro de la categoría “librería y útiles escolares”.

Pero esto no es todo, ya que su hijo, Sebastián Fernández, participa en el Campeonato Internacional de la Fórmula 3, como piloto “español” de la escudería Campos Racing, con el número 25 y manejando un Ferrari.

Vale destacar, que Atahualpa Fernández Arbulu no está solo, ya que cuenta con su mano derecha, la chica 4×4, por su cuenta de Instagram, Monika Yannarella, quien se define en sus redes sociales como: empresaria, asesora en comunicaciones corporativas e institucionales y especialista en marketing. Actualmente, es directora de la revista especializada en deportes a motor, Stop and Go Vzla, propiedad de Fernández, y adicionalmente también es directora de la empresa Servicios Shu C.A

Monika Yannarella

Asimismo, junto a su ex esposo Jhonny Rafael León, estuvieron señalados de manejar varias empresas de maletín que también recibieron dólares preferenciales. Una de esas empresas es Glemstone Enterprise Llc, registrada a su nombre y con domicilio en Miami, Florida, Estados Unidos.

Monika Yannarella es quien dota de maletines blindados a los esbirros de la Guardia de Honor Presidencial, principal anillo de seguridad de Nicolás Maduro.

Así como estos enchufados, seguirán apareciendo otros, quienes a cambio de dinero le vendieron su alma al chavismo, y que por más dinero que ahora tengan, igualmente serán investigados por las autoridades estadounidenses y más temprano que tarde caerán como sus “jefes”, los cómplices más visibles del régimen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TE PUEDE INTERESAR: