Cómo sacar partido al color en fotografía y mejorar nuestra composición

Cómo sacar partido al color en fotografía y mejorar nuestra composición

 

Al contrario que un pintor, que puede tomar directamente de la paleta los colores que quiere aplicar en su lienzo, el fotógrafo tiene el desafío de localizar los distintos tonos dentro de una escena que, normalmente, ya estará dispuesta. Así, puede que distraídos pensando la velocidad de obturación, el diafragma, la profundidad de campo, la sensibilidadla luz de la escena y todos los demás detalles técnicos, se nos olvide que también hay que tener cuidado con cómo usamos el color.

Como Sacar Partido Al Color Llamar Atencion Espectador 02Circúlo cromático RGB. Imagen de Wikipedia

Y es que, con un buen uso de los distintas longitudes de onda de la luz, podemos conseguir que nuestras imágenes tengan un mayor nivel de sofisticación. Por eso, al componer debemos tenerlo en cuenta como un elemento más que puede aportar mucho. Sobre todo dirigiendo la mirada del espectador hacia lo que nos interesa, pero también aportando a la fotografía un determinado estado de ánimo. Vamos a ver algunos ejemplos de cómo utilizar el color para conseguir una composición llamativa.

Color en su mínima expresión

Una de las posibilidades más básicas, muy útil para dirigir la vista hacia algún elemento, es buscar una escena en la que haya una monocromía general y algún elemento de color que sobresalga. Esto, evidentemente, hace que ese objeto o persona llame la atención especialmente y se destaque del resto.

Como Sacar Partido Al Color Llamar Atencion EspectadorFoto de Gaelle Marcel

Sería lo mismo que se persigue con esas típicas fotos donde, gracias al retoque, viramos la imagen a blanco y negro y dejamos un único elemento de color brillante (¿quién no ha hecho alguna foto así?), pero lo ideal es realizarlo de una forma natural. Para ello, será necesario buscar encuadres con escasez de color y “meter” algo que sobresalga por sus tonalidades, a ser posible procurando que sea de la forma más realista posible.

Añadiendo tridimensionalidad

Una posibilidad similar a la anterior, y que también es una de las técnicas más básicas para destacar un elemento, la tenemos en elegir un motivo con un color destacado y apoyar esta idea con un fondo apagado (tanto en color como en luminosidad). Esto no sólo ayuda a que destaque el sujeto principal sino que también ayuda a lograr una cierta profundidad en la imagen.

Para conseguir este efecto resulta bastante útil medir la luz en el elemento principal y subexponer un poco (por ejemplo medio paso) de manera que el fondo quede aún más oscuro y resalte más el contraste entre las dos zonas de la imagen.

Jugando con los tonos

Como sabéis (y si no para eso está nuestro Curso de Fotografía), los colores suelen representarse en gráficos o círculos donde se agrupan las distintas tonalidades y saturaciones por similitud. También que existen colores contrarios y otros que, no siendo de la misma “familia”, son complementarios.

Como Sacar Partido Al Color Llamar Atencion EspectadorFoto de kazuend

Pues bien, nosotros como fotógrafos podemos jugar con los distintos colores de formas muy variadas, por ejemplo integrando en nuestro encuadre dos tonos totalmente opuestos (por ejemplo uno frío y otro caliente como en la imagen superior). El resultado de esto, como es fácil suponer, es un elevado contraste en la imagen que, inevitablemente, llamará la atención del espectador y hará que ambas zonas de la imagen estén muy claramente diferenciadas.

Otra posibilidad, que también permite conseguir un buen contraste pero esta vez de una forma más “armoniosa” y no tan “cortante”, es utilizar dos colores complementarios. Por ejemplo el verde y el magenta o el azul y el amarillo, tonos que residen en los lados opuestos de la rueda de colores pero se pueden usar juntos con resultados sobresalientes.

En el ejemplo de arriba, gracias al azul es posible crear un ambiente tranquilo al tiempo que, con el amarillo, añadimos dinamismo. El resultado permite obtener un importante contraste en la imagen pero manteniendo un interesante equilibrio entre los elementos.

Como Sacar Partido Al Color Llamar Atencion EspectadorFoto de Jeremy Cai

Una tercera vía, contraria a las anteriores, es utilizar gamas de colores análogos o adyacentes. Colores que están cercanos en el círculo cromático y que utilizados conjuntamente permiten tener una imagen armoniosa. Por ejemplo rojos, naranjas y amarillos, o verdes, azules y morados. Esta uniformidad cromática ayuda a aportar tranquilidad a nuestras fotografías, ya que el contraste resulta mucho menor.

Jugando con los estados de ánimo

Al hilo de lo anterior, queda claro que jugar con los colores es una de las posibilidades que tenemos para aportar sensaciones en una imagen. Para ello podemos jugar con los tonos, como en el caso anterior, pero también con la saturación (lo que sería la intensidad del color) otro elemento importante en este ámbito…

 

Continúa leyendo en Xataka Foto aquí

La entrada Cómo sacar partido al color en fotografía y mejorar nuestra composición se publicó primero en Curadas.