EEUU construye sólida estrategia para disminuir gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela

De acuerdo con un trabajo realizado por el Foreign Policy, el Asesor de Seguridad Nacional John Bolton, realiza, en conjunto con el secretario de Estado Mike Pompeo y la nueva subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental Kimberly Breier, una estrategia para enfrentar más agresivamente a “los alborotadores de América Latina: Venezuela, Cuba y Nicaragua”.

De acuerdo con el medio, los Estados Unidos tienen intereses que “se han visto amenazados por la troika de la tiranía”.

“Estos tres países son la causa del inmenso sufrimiento humano, el ímpetu de la enorme inestabilidad regional y la génesis de una sórdida cuna del comunismo en Occidente (…) Es por eso que en Estados Unidos, está actuando directamente contra los tres regímenes“, expresó Bolton.

Aunque rechazó la opción militar, destacó una implementación más agresiva de las herramientas políticas que dispone Washington. “Incluye sanciones económicas y políticas; las acusaciones legales y el apoyo a la sociedad civil y los grupos democráticos, entre otras medidas”, expresó.

Para abordar la situación en Venezuela, Bolton anunció nuevas sanciones que apuntan al sector de oro del país y prohíben a los ciudadanos y entidades estadounidenses participar en él. “El régimen de Maduro ha utilizado este sector como bastión para financiar actividades ilícitas, llenar sus arcas y apoyar a grupos criminales”.

Con los ingresos del petróleo en caída libre , el presidente Nicolás Maduro ha recurrido desesperadamente a la minería de los depósitos de oro de Venezuela y enviar el producto a Turquía para refinarlo y evitar las sanciones estadounidenses preexistentes. De acuerdo con Foreign Policy, un alto funcionario del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, indicó que Maduro ha exportado ilegalmente más de 21 toneladas métricas de oro a Turquía hasta la fecha.

Para aumentar la presión sobre Venezuela, Nicaragua y Cuba, también se incluye a otros países de la región en el plan. “Un fuerte componente diplomático, que reúne a más países regionales para agregar a las sanciones existentes contra funcionarios corruptos y abusadores de los derechos humanos, debe acompañar esta estrategia”, dijo.

Con información de Foreign Policy

Alberto News

TE PUEDE INTERESAR: