EEUU propone ampliar derechos de acusados de abuso sexual en universidades

El Gobierno de EEuu presentó este viernes 16 de noviembre, un plan que busca ampliar los derechos de los acusados de abuso sexual en las universidades del país, una idea que llega más de un año después de que la Casa Blanca anulara una directriz del Ejecutivo de Barack Obama (2009-2017) sobre cómo manejar esos casos.

“El reglamento propuesto se basa en los principios estadounidenses fundamentales del debido proceso y del Estado de derecho”, señaló el Departamento de Educación estadounidense en un comunicado.

Lee también: May nombra a Stephen Barclay como nuevo ministro del “brexit”

Según la secretaria de Educación, Betsy DeVos, el programa busca “producir resultados más confiables” de los casos denunciados, al reducir el riesgo de castigar “incorrectamente” a los estudiantes y brindar “más flexibilidad” a los centros educativos para apoyar a las víctimas que no presenten una denuncia formal.

El plan requiere que las universidades investiguen la agresión sexual y el acoso si la supuesta mala conducta fue denunciada a ciertos funcionarios del campus universitario y si ocurrió en el propio campus o en otras áreas supervisadas por el centro educativo.

No obstante, la nueva propuesta especifica que las universidades deben actuar para que los casos de denuncia no sean olvidados, “incluso cuando la reputación institucional y los intereses financieros incentiven” al centro a no prestar atención, de acuerdo con el documento.

Pese a que el plan está enfocado en las universidades, también se aplicará a las escuelas secundarias y primarias de EE.UU.

Lee también: ONG denunció corrupción en construcción de la Central Hidroeléctrica Tocoma

Las reglas de DeVos reemplazan así una directriz del Gobierno de Obama sobre el manejo de los casos de abuso sexual en las universidades para dar mayor protección a los acusados, un paso que fue ampliamente criticado en septiembre del año pasado cuando se anularon las reglas de la anterior Administración.

A la directriz de Obama se la conocía como “Dear colleague” (querido colega) porque así comenzaba la carta que su Departamento de Educación envió el 4 de abril de 2011 a todos los centros de educación superior que reciben fondos federales.

La medida, muy aplaudida por asociaciones de víctimas y otras organizaciones de la sociedad civil, forzó por primera vez a los centros a responder con mayor rapidez y eficacia ante las denuncias de abuso sexual, ya que, de no hacerlo, podían perder la financiación federal.

Lee también: Casa Blanca devuelve la acreditación a periodista de CNN pero exige “decoro”

Sin embargo, la actual secretaria de Educación, Betsy DeVos, consideró que esa iniciativa demócrata “creó un sistema que carecía de los elementos básicos del debido proceso y no garantizaba la imparcialidad fundamental”.

El 23 % de las estudiantes universitarias de EE.UU. ha experimentado algún tipo de contacto sexual no deseado (desde un tocamiento hasta la violación), según un amplio sondeo que efectuó en 2015 la Association of American Universities (AAU).

EFE

Alberto News

TE PUEDE INTERESAR: