Francia invertirá 500 millones de euros para calmar protestas por el carburante

El primer ministro francés, Édouard Philippe, anunció un plan de 500 millones de euros de ayudas y primas para la renovación del parque de vehículos y de calderas para intentar calmar la protesta por las subidas de impuestos del carburante antes de la jornada de movilización del sábado.

Philippe, en una entrevista a la emisora RTL, subrayó que “no se van a anular las subidas” fiscales sobre el combustible, ni las que se aplican desde comienzos de año ni las que deben añadirse desde enero, y que son el principal motivo de malestar del conocido como el movimiento de los “chalecos amarillos”, que ha convocado bloqueos de carreteras y manifestaciones el pasado sábado.

Lee también: República Checa no firmará acuerdo sobre migración planteado por la ONU

Recordó que esos aumentos de tasas sobre la gasolina y el diésel era un compromiso de campaña del presidente, Emmanuel Macron, en nombre de la transición energética, de la reducción de la contaminación y de la disminución de la dependencia petrolera.

El primer ministro dijo que las nuevas medidas que se deben adoptar en el Consejo de Ministros costarán 500 millones de euros suplementarios a las arcas públicas.

La primera de ellas consiste en “desarrollar masivamente la prima” para cambiar un coche antiguo contaminante (que se envía al desguace) por otro más eficiente en términos de consumo, ya que se pasará de las 500.000 previstas en cinco años a un millón.

 

Con información de EFE

 

Alberto News

TE PUEDE INTERESAR: