José Altuve se creció fuera del terreno de juego

El sueño de todo niño amante a los deportes es conocer su atleta favorito. A Miguel Ignacio Muñoz Lima, un pequeño venezolano que fue afectado por una explosión en Panamá el pasado 31 de mayo, se le cumplió tal sueño al conocer al segunda base de los Astros de Houston, José Altuve.

Lea también: Futbolistas embarazadas en Argentina tendrán el derecho de seguir cobrando su salario

Altuve, quien viene de jugar recientemente su segunda Serie Mundial, fue hasta la casa de “Minacho” en Galveston, Estados Unidos, para compartir un rato agradable con el pequeño.

“Hoy, en Galveston, tuvimos la visita de un destacado deportista venezolano en el mundo, la visita de un ser humano con gran corazón: José Altuve. No existen formas de agradecer lo que este momento significó para todos, especialmente para Minacho, quien viene siguiendo sus pasos muy de cerca admirando su forma de jugar beisbol”, expresaron los familiares del pequeño en Instagram.