‘Mataron gente inocente’, dicen testigos de masacre en la Torre Viasa de Caracas

Llegaron al mediodía fuertemente armados y desde el inicio mostraron hostilidad, tumbando con violencia todo objeto que encontraban en el céntrico edificio de Caracas mientras buscaban a los hombres que venían a matar. Así publica El Nuevo Herald.

Cuando los encontraron, los capturaron con vida, según los testimonios de mujeres que se encontraban allí, en la otrora sede de la aerolínea venezolana Viasa. Y los agentes de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana les obligaron a descender hasta la planta baja, ordenándoles poner la parte de atrás de sus franelas sobres sus cabezas para que no pudieran ver los rostros de los agresores.

A las mujeres del edificio las encerraron en un solo cuarto mientras abajo exigían a los hombres capturados que mostraran sus papeles de identificación.

Luego los volvieron a subir y, tras llegar nuevamente al decimocuarto piso, comenzaron a escucharse los disparos.

Ahí mataron gente inocente, porque allí no había nadie que fuese mala conducta. Eran solo trabajadores”, dijo una mujer embarazada que fue golpeada por los policías del régimen de Nicolás Maduro.

“Frente a los niños soltaron tiros allá en el 14”, agregó la mujer en un video publicado por el portal de noticias Caraota Digital.

Según versiones de la prensa venezolana, al menos nueve delincuentes murieron el lunes en la Torre Viasa en un enfrentamiento con policías del régimen de Maduro.

Pero múltiples testimonios recogidos en la calle apuntan a que los hombres fueron ejecutados a sangre fría por los temidos agentes de las FAES, agrupación que según expertos hoy opera más como un escuadrón de la muerte que como una agrupación policial.

“Ese componente de la policía nacional ha venido realizando masacres semanalmente”, declaró en una entrevista Mariano Alvarado, Coordinador de Investigación de PROVEA, organización que vela por los derechos humanos en Venezuela.

“Los operativos del FAES se han convertido en masacres semanales, y cada semanas recibimos informes de siete muertos, ocho muertos o 15 muertos en operativos”, agregó Alvarado.

Lea el artículo completo en El Nuevo Herald.

TE PUEDE INTERESAR: