OEA carga contra Irán

La Organización de los Estados Americanos (OEA) respalda la acusación que las autoridades judiciales de Nueva York y la DEA, la agencia antinarcóticos de los Estados Unidos, realizan contra Adel El Zabayar, ex miembro de la Asamblea Nacional de Venezuela, por conspirar para cometer actos terroristas e importar cocaína y armamento.

Según los jueces neoyorquinos, en 2014 El Zabayat obtuvo para el régimen chavista rampas de lanzamiento de cohetes anti-tanques a cambio de cocaína provista por las FARC colombianas.

Igualmente, los cargos detallan que el Cartel de los Soles -una red de oficiales del régimen de Nicolás Maduro involucrados en el narcotráfico- intentaron reclutar a terroristas de Hezbollah y Hamas para cometer ataques en Estados Unidos. También alegan que autoridades del régimen bolivariano instruyeron a El Zabayar sobre cómo viajar a Siria y Palestina para obtener armas y reclutar miembros de Hezbollah y Hamas para entrenarlos en Venezuela.

Una vez más, señala la OEA en un comunicado, ‘sale a la superficie la evidencia acerca del involucramiento del régimen fundamentalista de Irán con la dictadura de Maduro en alianza con organizaciones terroristas regionales y extra-regionales. Esto es especialmente preocupante a la luz de la presencia creciente de barcos iraníes en Venezuela y el Mar Caribe. La dictadura venezolana es responsable por coludir con estas entidades criminales’.

La Organización dirigida por Luis Almagro, que ha sido reelegido secretario general hasta 2025, acusa a Teherán de seguir siendo ‘una grave amenaza para la paz y la seguridad en el Hemisferio Occidental, por su apoyo a grupos terroristas y por ser fuente de financiación del narcotráfico, desestabilizando la región y nuestras democracias’. ‘Albergando estas organizaciones criminales, el régimen de Maduro es cómplice de sus crímenes’, añade la OEA.

La organización panamericana recuerda que la presencia del terrorismo fundamentalista en las Américas no es nueva, como lo demuestra el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires en 1994, un ataque por el cual los responsables siguen impunes, dado que el régimen iraní se ha negado a cooperar con la justicia argentina a la que ha evadido permanentemente.

La Secretaría General de la OEA llama a los gobiernos de la región a permanecer alertas ante esta grave situación.

Volviendo a Venezuela, allí las cosas sólo pueden ir a peor. Esos barcos iraníes a los que se refiere la OEA están transportando petróleo -y quién sabe qué más- al país caribeño, primero del mundo en reservas petrolíferas (año 2016), porque el régimen de Maduro es incapaz de extraerlo.

Por otra parte, el pasado martes el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano dejó a Juan Guaidó, a quien EEUU y la Unión Europea, entre otros mucho países, reconocen como presidente legítimo de la Asamblea Nacional, sin la presidencia del Parlamento que compartía ‘de facto’ desde el pasado 5 de enero con Luis Parra, un hombre de Nicolás Maduro.

En respuesta a este último movimiento del régimen caribeño Estados Unidos insistió ayer en su compromiso con la Asamblea Nacional ‘legítima’ de Venezuela bajo el liderazgo de Guaidó. La Administración Trump considera la sentencia del tribunal ‘intervenido’ por el régimen chavista como un intento de destruir ‘la última institución democrática’ que queda en el país.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TE PUEDE INTERESAR: