Suprema Corte de México invalidó polémica ley de seguridad

La Suprema Corte mexicana invalidó en su totalidad este jueves la polémica ley de seguridad interior votada en diciembre pasado y que había sido duramente criticada por considerar que conduciría a la militarización del país en el marco de la lucha antidrogas.

Nueve ministros del máximo tribunal votaron por declarar inválida esta ley contra uno, el encargado de realizar el proyecto y que buscaba avalarla.

Lea también: Buque chino atenderá a 3.200 personas y practicará 70 cirugías en su paso por Ecuador

Esta ley fue aprobada por el anterior Congreso, en el que era mayoritario el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Si bien el presidente Enrique Peña Nieto la promulgó, determinó que no sería aplicada a la espera de que la Suprema Corte decidiera sobre la constitucionalidad de la misma. Reseñó la agencia de noticias AFP.

En la discusión, realizada en las sesiones del martes y este jueves, la mayoría de los ministros señalaron que el Congreso no estaba facultado constitucionalmente para legislar en materia de seguridad interior y que se incurrió en violaciones al proceso legislativo.

“Es claramente un fraude a la Constitución (…) porque se dice que se está regulando una materia cuando realmente se está regulando otra, partiendo de la base de que no hay facultades para que las fuerzas armadas, en principio, intervengan en seguridad pública”, dijo el ministro Arturo Zaldívar.

Esta ley buscaba dotar de un marco legal a la actuación de militares en el combate al narcotráfico, tarea que desempeñan desde diciembre de 2006 en medio de numerosas críticas de organismos defensores de derechos humanos nacionales e internacionales.

Los detractores de esta iniciativa denunciaban que el operativo militar antidrogas sólo ha recrudecido la violencia en México, donde desde diciembre de 2006 suman más de 200.000 asesinatos, según cifras oficiales, que no distinguen sin embargo cuántos casos estarían ligados a la criminalidad.

Este fallo de la Suprema Corte se da luego de que el miércoles el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, que asume el 1 de diciembre, anunció su estrategia de seguridad, en la que mantendrá el despliegue militar y se propone reforzarlo incluso con la formación de una guardia nacional con amplias facultades, formada mayoritariamente por militares, lo que requiere una reforma constitucional.

AFP

Alberto News 

TE PUEDE INTERESAR: